Con sello de improvisación

 

Afirman algunos veedores ciudadanos de la capital boyacense, que la improvisación por lo  general es producto de esa ansiedad de protagonismo de algunos funcionarios públicos. Y en realidad hay mucho de realidad en esa afirmación, como quiera que el Programa de Bicicletas públicas, que dicho sea de paso, nos parece excelente, se planificó sin la infraestructura necesaria para que éste cumpla su objetivo. Esos son los proyectos de los cuales los abuelos decían que pretendían ‘ensillar sin tener las bestias’, porque Tunja tan solo cuenta con un trayecto de ciclovías que escasamente supera un kilómetro y en esas condiciones el programa muestra el sello de improvisación.

-->
Back to Top